Revolución en el tratamiento del VPH

¿Pueden las setas japoneses shiitake realmente combatir el virus que causa las verrugas genitales?

El virus de papiloma humano (VPH) es una infección de la piel altamente contagiosa que es común en todos los países y que ocurre con mayor frecuencia en la zona genital. Las investigaciones recientes realizadas en Estados Unidos han demostrado que un extracto de la seta shiitake puede tener un papel clave en el tratamiento relacionado con los cánceres inducidos por el VPH.

Setas shiitake

La investigación ha demostrado recientemente que las setas shittake pueden ser la verdadera revolución en el tratamiento del VPH (virus del papiloma humano).

Los científicos estadounidenses de la Universidad de Medicina de Houston, bajo la dirección de Judith A. Smith, encontraron que el suplemento AHCC, obtenido de las setas shittake, permite luchar el HPV, que es muy peligroso y difícil de tratar. Como ha demostrado la investigación, el ingrediente derivado del micelio de las shittake, presente en el AHCC, definitivamente aumenta el número de células en el organismo que eliminan efectivamente el HPV.
Conviene recordar que el virus del papiloma humano es, prácticamente en el 100% de los casos, responsable del cáncer de cuello uterino, así como de muchos otros que amenazan la vida humana. Como ha señalado la jefa del equipo de científicos, Judith A. Smith, los pacientes esperan una cura eficaz y segura para el VPH, ya que hasta ahora la única opción ha sido monitorear los emergentes cambios patológicos.
En el estudio, el equipo, en el marco de los experimentos realizados, durante medio año administraba el AHCC a las mujeres diagnosticadas con el VPH. Después de dicho período, las pruebas para el virus del papiloma humano en todos los casos fueron negativas.
Al comentar los resultados obtenidos, se señaló que confirmaban las observaciones realizadas por los científicos en la última década. En la actualidad, ha comenzado la segunda fase clínica de estudios sobre el medicamento. Si los estudios confirman la eficacia del fármaco, se lo introducirá en el mercado farmacéutico dentro de unos cinco años.

Mecanismo de infección por el VPH

Cada dos minutos el cáncer de cuello uterino mata a una mujer. Es el segundo tipo más común de cáncer en las mujeres, y también la causa de mucho sufrimiento físico y emocional. El riesgo de infección con el VPH (HPV), que causa el cáncer de cuello uterino, concierne a cada mujer. Cada año 270.000 mujeres en el mundo mueren por esta razón. La incidencia de cáncer de cuello uterino es particularmente alta en los países donde no se realizan las pruebas de citología. En los países en desarrollo el cáncer de cuello uterino mata a más mujeres que cualquier otro tipo de cáncer. También es un problema en términos de morbilidad y estrés en los países desarrollados.

El VPH es más peligroso que el HIV

Los médicos informan que el VPH, es decir el virus del papiloma humano, responsable del cáncer de cuello uterino en las mujeres, es igualmente peligroso para los hombres. Cada vez se encuentran más casos de cáncer de garganta, de pene y de ano, causados por el VPH. En los hombres, como en las mujeres, la infección tiene lugar a través del contacto sexual. El factor de riesgo es, por supuesto, la falta de abstinencia y cambios frecuentes de parejas sexuales. Se dice que el 80% de los hombres y las mujeres en su vida van a tener el VPH por lo menos una vez. No todas las personas se infectan de la cepa oncogénica y no en todos va a desarrollar el cáncer, pero si desarrolla el cáncer es muy peligroso, sobre todo porque el VPH es asintomático. Si es un virus oncogénico, el cáncer desarrolla tranquilamente durante mucho tiempo y generalmente se lo encuentra cuando ya es demasiado tarde, es decir, en la cuarta etapa, o cuando ya hay metástasis. Por eso es importante examinarse, y esto se aplica tanto a mujeres como a hombres. Si alguien puede permitirse la vacuna que cuesta 400euro, debe considerarlo, independientemente de la edad, así dicen los médicos, no sólo en la adolescencia, sino también cuando tenemos veinte, treinta e incluso cuarenta años.

Cáncer de cuello uterino

Cáncer de cuello uterino: ¡Lo más importante es el tiempo!

El cáncer de cuello uterino es uno de los tipos más peligrosos de cáncer. ¿Por qué? Porque durante mucho tiempo no aparece ningún síntoma. Por lo general, el primero que se produce es sangrado vaginal después de un coite o entre las menstruaciones. Los sangrados relacionados con el cáncer muy a menudo aparecen después de la menopausia. El ginecólogo, para confirmar el diagnóstico, pide que la paciente haga pruebas tales como la citología y la colposcopia.

Un síntoma de cambios cancerosos en el cuello uterino puede ser también un olor desagradable o secreción vaginal de color rosado. Con el desarrollo de la enfermedad, estos síntomas se hacen más pronunciados, y su alcance crece. Las pacientes se quejan de dolor en la parte baja del abdomen y de la espalda, hay hinchazón de las piernas y dolor al orinar.

Causas del cáncer de cuello uterino

Mujeres jóvenes no suelen estar conscientes de que, al empezar su vida sexual, están expuestas a muchas infecciones, incluyendo el virus del papiloma humano (HPV), que es responsable, en un gran número de casos, del desarrollo de cáncer de cuello uterino. Este virus tiene muchas mutaciones, de las cuales hasta quince son responsables del desarrollo de cáncer de cuello uterino.

La investigación demuestra que si el VPH presenta características oncogénicas, el riesgo aumenta:

Dos veces, si la mujer inicia su vida sexual a una edad temprana, o si fuma
De dos acuatro veces,cuando una mujerdioa luz atres o máshijos, ocuando está infectada conenfermedades quese transmitensexualmente
Cuatro veces,cuando una mujerdurante muchosaños toma la píldora anticonceptiva oral

Es necesario saber que en muchos casos el VPH es también responsable de cáncel de la vulva, del ano, del pene o del esófago. Los estudios muestran claramente que los condones regulares no protegen de la infección por el virus, con la excepción de los que tienen los agentes virucidas. Una protección media la ofrecen los DIU y anillos anticonceptivos vaginales. En relación con esta información, es necesario destacar claramente que la mejor prevención es la fidelidad y relaciones monógamas.

Citología y colposcopia

Estas dos pruebas son fundamentales en el diagnóstico de este tipo de cáncer. El médico durante la prueba toma células epiteliales del cuello uterino. La prueba, conocida como citología, clasifica las células obtenidas a una de las categorías: normales, atípicas, pre-cancerosas y cancerosas. Cuando la prueba muestra la presencia de células atípicas, la citología debe repetirse, tras un tratamiento aplicado. Cuando el resultado indica la presencia de lesiones precancerosas, es aconsejable llevar a cabo la colposcopia. Se solicita la prueba también cuando es necesario verificar los resultados, que no parecen claros.

La colposcopia es una prueba realizada con un aparato óptico especializado, cuya tarea es iluminar el interior del cuello uterino. Es importante porque revela las lesiones y además permite determinar precisamente el lugar del que debe obtenerse un segmento.

El tercer tipo de prueba realizada cuando la colposcopia no permite una evaluación precisa de la lesión es la colonización. Es una forma de biopsia realizada bajo anestesia general. Su diseño permite constatar si un cambio ya es un cambio el canceroso. Si el diagnóstico indica un cambio canceroso, es necesario determinar su gravedad:

Etapa I: los cambiosse limitan ala zonadel cuello
Etapa II: los cambios cancerosos van más alládelcuello,y pueden incluirlamayorparte de la vagina
Etapa III: el cáncer invade la pared de la pelvis y toda la vagina
Etapa IV: lesiones avanzadas, que incluyen no sólo los órganos genitales, sino también la vejiga, el ano, u otros.
Por desgracia, a veces incluso las citologías regulares no detectarán el riesgo de cáncer temprano. Es porque el cepillo utilizado para el frotis no se extiende hasta el final del cuello. Sin embargo, es la verdad que en países como Islandia, Finlandia, Suecia y Estados Unidos, donde hace ya más de 20 años se hizo obligatoria la prueba, la mortalidad por este tipo de cáncer se redujo en hasta un 80%.

¡Las pruebas son lo más básico!

Las mujeres después de la histerectomía, a menudo cometen el error de no realizar la citología. Si el cirujano dejó un trozo del cuello, o de otro órgano, las pruebas son obligatorias. No son obligatorias solamente cuando los órganos genitales fueron escindidos a causa de miomas.

Cáncer de pene

Cáncer de pene: ¿Qué se debe saber?

Recientemente el cáncer de pene se diagnostica a menudo y en hombres cada vez más jóvenes. Es porque en los últimos años han cambiado radicalmente los comportamientos sexuales masculinos que los exponen a la infección por el VPH. El problema es también la falta de higiene personal, la cual favorece el desarrollo de la enfermedad.

¿Qué es el cáncer de pene?

Es un cáncer maligno, que se forma alrededor del glande, a veces aparece en la zona del prepucio o en el tronco del pene. Aunque las estadísticas muestran que, en comparación con otros tipos de cáncer, se diagnostica con poca frecuencia el cáncer de pene, los científicos informan que en las últimas tres décadas el número de casos ha aumentado en un 20%. Como se mencionó anteriormente, esto se debe a los cambios frecuentes de parejas sexuales, lo que conlleva el riesgo de infección con el virus del papiloma humano (VPH), así como al hecho de que cada vez menos personas están optando por la circuncisión de los niños. Por estas razones se diagnostica el cáncer cada vez más a menudo en los hombres menores de 60 años de edad.

Causas del cáncer de pene

No se conocen las causas exactas de este tipo de cáncer. Como ya se mencionó anteriormente en el artículo, la infección con el VPH desempeña un papel importante y, en particular, con la variante del tipo 16 y 18. Son variantes oncogénicas que seis veces aumentan la probabilidad de cáncer de pene. Este tipo de cáncer afecta más comúnmente a los hombres de entre 45 a 55 años.

Los factores que incrementan el riesgo del cáncer de pene es la fimosis, que expone a los hombres a numerosas inflamaciones crónicas. De acuerdo a los datos médicos, más del 50% de los hombres diagnosticados con cáncer de pene tenía fimosis. Otra causa pueden ser estados precancerosos que incluyen, entre otros, leucoplasia, líquenes o verrugas genitales.

Los factores de riesgo incluyen también el tabaquismo. Las sustancias químicas tóxicas contenidas en los cigarrillos se expulsan del cuerpo en la orina. La acumulación de las mismas bajo el prepucio conduce a que se produzcan cambios en las células normales de la piel, y consecuentemente al cáncer. Además, la falta de higiene personal puede llevar al desarrollo de cáncer. La esmegma, una secreción blanca que se acumula debajo del pene, es el medio de cultivo perfecto para las bacterias e irrita el glande del pene.

Síntomas del cáncer de pene

En la primera fase, el cáncer generalmente no presenta síntomas, por lo que el diagnóstico es difícil. Después de algún tiempo en el glande, prepucio, u otra parte del pene aparece una lesión sin dolor en forma de un tumor, verruga o herida. Con el tiempo, la lesión crece, aparece dolor, dificultad para orinar y sangrado.

¡Recuerde!

El cáncer de pene, en particular en la etapa inicial de la enfermedad, puede hacer metástasis en los ganglios linfáticos situados por ejemplo en la zona de la ingle. Otras metástasis ocurren esporádicamente.

Diagnóstico del cáncer de pene

El diagnóstico de cáncer de pene por lo general comienza con el examen físico del pene y de los ganglios linfáticos. El siguiente paso es una biopsia del nódulo y luego su examen histopatológico; se realiza también una biopsia de ganglios linfáticos. Los estudios acompañantes son la ultrasonografía del abdomen y de los ganglios linfáticos, así como la radiografía de tórax, para evaluar si no se ha hecho metástasis.

Tratamiento y pronóstico

Cuando la enfermedad está en una etapa temprana, la operación fundamental es eliminar el cambio y los ganglios linfáticos inguinales, en los que también puede haber células cancerosas. En las etapas avanzadas de cáncer se utiliza una solución radical, que es una penectomía o amputación del pene. Vale la pena señalar que la medicina moderna permite la reconstrucción del órgano. Después de la cirugía son necesarias visitas médicas sistemáticas. Si se deja el cáncer sin tratamiento, la mayoría de los hombres mueren a dos años después del diagnóstico.

¡La prevención es lo más importante!

Para evitar el cáncer lo más importante es cuidar de la higiene personal. La higiene es mucho más fácil después de la circuncisión, por eso en aquellos grupos la morbilidad de este tipo de cáncer es más baja.

Otro método son las vacunas contra el VPH de tipos 16 y 18. Es el tipo del virus del papiloma humano más oncogénico que causa el cáncer de pene. Es necesario limitar el número de parejas sexuales y usar condones.

Cáncer de la laringe

La ronquera no debe ser subestimada, ya que la que dura unas tres semanas puede ser un signo de cáncer de la laringe. Es un cáncer que mucho más a menudo afecta a los hombres. Su tratamiento, dependiendo de lo avanzado que es la enfermedad, en cambios mayores es necesaria escisión parcial o total de la laringe.

Como ya se mencionó, este cáncer afecta más a menudo a los hombres entre los 45 y 70 años de edad. Es una de las enfermedades malignas más comunes. La razón principal para el desarrollo de cáncer de laringe es el tabaquismo. Puede desarrollar en prácticamente cada parte de la laringe. La mayoría de los casos diagnosticados se relaciona con la epiglotis.

¿Cómo reconocer el cáncer de la laringe?

El cáncer de la laringe lo precede generalmente una condición precancerosa, que se asocia con la aparición de papilomas o lesiones de la mucosa. Con su desarrollo, el cáncer afecta un área cada vez más grande, destruyendo el tejido. Gradualmente cierra la laringe, lo que perjudica la respiración y en consecuencia puede llevar a la asfixia. Las células cancerosas que se producen en el área cerca de la laringe se mueven muy rápidamente, atacando incluso órganos distantes.

Diagnóstico del cáncer de la laringe

La prueba básica para diagnosticar el cáncer de la laringe es un examen por un laringólogo, durante el cual, además de la palpación del cuello también es necesario realizar la laringoscopia. La laringoscopia permite evaluar la naturaleza de la alteración de la laringe, así como permite realizar la biopsia para el examen histopatológico. Otros estudios imprescindibles para examinar el alcance de los camboos son la radiografía, ultrasonografía, así como la tomografía computarizada y la resonancia magnética, que se llevan a cabo de manera intercambiable.

Síntomas que no se deben desdeñar

Por desgracia, los primeros síntomas de cáncer de laringe pueden ser fácilmente confundidos con la infección común. Los signos más clásicos de cáncer pueden incluir los siguientes:

  • Ronqueraprolongada
  • Problemas conla degluciónyla sensación de que en la garganta hayun cuerpo extraño
  • Voz alterada
  • Grancantidad de esputo
  • Olor desagradablede la boca
  • Tosy dificultad para respirar
  • Dolor de garganta de un lado, que puede irradiar a laoreja
  • Ganglios linfáticos hinchados
  • Palidez, somnolencia y fatiga

¿Es necesaria una intervención quirúrgica?

Un método para tratar el cáncer de la laringe depende de su grado de severidad. Cuando la enfermedad está en la primera etapa, por lo general su médico decidirá procedimiento microquirúrgico que implica la eliminación de los cambios en la cuerda vocal o escisión del cuerdo vocal. En el caso de la enfermedad más avanzada es necesario eliminar completamente la laringe.

El método más comúnmente utilizado de la cirugía de cáncer de la laringe es cordectomía láser endoscópica, realizada a través de la boca. En el caso en que sea necesario eliminar completamente la laringe, se lleva a cabo la traqueostomía. Este tipo de cirugía implica el introducir de un tubo en la laringe y sacarlo a la parte delantera del cuello. En el tratamiento del cáncer de la laringe también se aplica radioterapia.

Para los pacientes tras la escisión de la laringe apareció una nueva esperanza. El equipo del doctor Maciejewski, que trabaja en el Centro de Oncología en Gliwice, realizó una reconstrucción innovadora del órgano. La laringe fue reconstruida utilizando trozos de costilla, el lóbulo temporal y la mucosa de la mejilla. El procedimiento consistió de dos fases. La primera fue la eliminación de la laringe y de los ganglios afectados por el cáncer. A continuación se tomó el cartílago de la costilla, como un marco para la nueva laringe, luego un trozo del lóbulo temporal para cubrir el órgano reconstruido. A continuación se tomó la mucosa, la cual fue usada para cubrir el interior de la laringe. La operación fue un procedimiento para salvar la vida, y también ayudó a preservar su calidad.

Prevención del cáncer de la laringe

Hablando de cáncer de la laringe, es importante saber que favorecen su desarrollo, entre otros, los siguientes factores:

  • Tabaquismo y consumo excesivo de alcohol
  • Laringitis repetida
  • Trabajaren condiciones peligrosas, la exposición a metales pesados
  • Deficiencias de vitaminas, especialmente de la vitamina A
  • Trabajo en el que se usa mucho la voz
  • Infección viralrelacionada con el desarrollo depapilomas
  • Daños mecánicosa la laringe

Cáncer del ano

El cáncer del ano es un tumor, generalmente maligno, situado en el extremo del tracto gastrointestinal. Las personas en las que existe el riesgo son sobre todo las en cuya familia había una persona que sufría de esta enfermedad, así como las que practican el sexo anal sin condón.

Características del cáncer del ano

Como ya se ha mencionado, el cáncer del ano es un tumor maligno, que puede localizarse en los bordes o en el canal del intestino grueso. En las estadísticas médicas polacas, entre las mujeres se clasifica séptimo entre los cánceres malignos y sexto entre los hombres. Lo padecen generalmente personas de más de 50 años de edad.

Cabe destacar aquí que no debe confundirse el cáncer anal con el cáncer rectal, porque son dos secciones completamente diferentes del sistema digestivo.

¿Qué influye en la formación del cáncer de ano?

No se han examinado precisamente las causas del cáncer del ano, pero se han indicado los factores que aumentan el riesgo de que se forme. En primer lugar, es una enfermedad en gran medida determinada por genes. Las enfermedades genéticas que aumentan el riesgo del cáncer del ano incluyen la poliposis adenomatosa familiar, síndrome de Lynch o el de Gardner.
Además, como se ha mencionado antes, aumenta el riesgo el sexo anal que favorece la infección por el HPV (virus del papiloma humano), el cual promueve la formación de tumores.
Los factores de riesgo incluyen también el tabaquismo, la obesidad y mala alimentación rica en grasas, alcohol y carne roja y pobre en verduras y frutas.

Síntomas del cáncer del ano

En la primera fase el cáncer del ano es generalmente asintomático. En las etapas avanzadas de la enfermedad pueden ocurrir síntomas tales como:

  • Sangrado
  • Diarreao estreñimiento
  • Sensación deevacuación incompleta
  • Dolor abdominal yperineal
  • Pueden aparecer calambres intestinos

 

Sin embargo, los síntomas antes mencionados no son necesariamente indicativos de la aparición del cáncer, porque los mismos síntomas dan las hemorroides que son molestas pero no peligrosas. De todas formas, si hay dolor abdominal o la naturaleza de evacuaciones es variable, debe consultar con su médico, porque sucede que las hemorroides y cáncer del ano coexisten.

Un médico, examinando a un paciente con el fin de diagnósticar el cáncer del ano, realiza proctología, es decir examina el ano con un dedo. Cuando encuentra un cambio en la forma de nódulos, dirige al paciente a los exámenes complementarios, que incluyen la rectoscopia y colonoscopia con tomar un segmento. Ese segmento luego se envía para examen histopatológico. Sin embargo, la CRM se considera la prueba más precisa.

La metástasis más común del cáncer anal es la a los ganglios linfáticos perianales. A veces ocurren también metástasis distantes, más a menudo al hígado o los pulmones, pero ésos sólo se producen en el 15% de los pacientes.

Tratamiento del cáncer del ano

Un método de eliminación del cáncel es la extirpación del ano. En la medicina moderna, se realizan tres tipos de ese tratamiento, es decir, la extirpación local, dejando el esfínter anal, y la resección abdomino-perineal, que requiere el ano artificial. Este último método consiste en sacar el intestino grueso fuera y colocar la bolsa de ostomía, donde se excreta contenido intestinal. El método lo elige el médico, dependiendo del tamaño del tumor, su distancia desde el margen anal, y la profundidad del infiltrado.

A los pacientes que están en una etapa avanzada de la enfermedad, antes de la intervención quirúrgica por lo general se les aplica la radiación, con el fin de destruir el foco tumoral. Después de la cirugía reciben quimioterapia

Cáncer de la vulva

El cáncer de la vulva es raro pero altamente maligno. Es una enfermedad de la zona genital femenina externa, es decir de los labios vaginales y del clítoris. Los primeros síntomas son el picazón y pequeños nódulos o llagas que son perceptibles mientras realizar actividades de higiene personal normal. Por lo general se diagnostica en mujeres mayores que fuman. Casos más avanzados de cáncer de vulva se observan en mujeres con estatus social inferior. En la medicina hay dos tipos de este tipo de cáncer:

Tipo mucho menos común, que afecta a las mujeresalrededorde los 50 años deedad, asociadocon el VPH.Tiene formadellagas, asícomo de cambios de color rojo, rosado o blanco.
Elcáncer que se desarrolla en mujeres de más de70 años deEsun nódulosin dolor, y se desarrolla mejor en loscambios de lamucosay pielde lavulva.
Típicamente, el desarrollo del cáncer lo preceden cambios que se producen en el epitelio, médicamente conocidos como neoplasia endotelial. En las mujeres que regularmente acuden al ginecólogo, los cambios se notan casi de inmediato. La intervención médica temprana causa que no incremente el número de células cancerosas. A menudo el desarrollo de este tipo de cáncer es multifocal. Como los primeros síntomas no son graves, a menudo se los descuida. En las etapas posteriores de la enfermedad pueden aparecer sangrados, dolores al orinar o al estar sentado.

¿Qué más se debe saber?

Este tipo de cáncer es poco frecuente. Según los últimos datos, en Polonia una de cada 100.000 mujeres padece del cáncer de vulva. Afecta sobre todo a las mujeres de edad avanzada y representa menos del uno por ciento de todos los tumores malignos que afectan principalmente a mujeres. Curiosamente la mayoría de los casos se observan en los países conocidos como altamente desarrollados.

Para diagnosticar el cáncer, un ginecólogo toma frotis de los cambios y luego se los somete a más pruebas. Sin embargo, a menudo sucede que las mujeres reportan un problema cuando ya es demasiado tarde. Vienen al médico cuando los cambios son grandes y ha habido una metástasis.

Este tipo de cáncer normalmente se trata con métodos drásticos como la escisión de los labios vaginales junto con el tumor y un amplio margen de tejidos sanos. Por eso, antes de tomar una decisión sobre el tratamiento, en la paciente se realiza una serie de pruebas, como la ultrasonografía, análisis de sangre, o citología cervical para comprobar si no ha habido metástasis. También se aplica la radioterapia y, con menos frecuencia, la quimioterapia, porque este tipo de cáncer es resistente a ella. El tratamiento y la convalecencia generalmente las dificultan la edad de la paciente y la coexistencia de otras enfermedades.

En el caso de detección temprana del cáncer, el pronóstico es muy bueno. El problema es la tendencia a la recaída, por eso la mujer después de la cirugía debe estar bajo el cuidado de un médico. El pronóstico lo empeoran las metástasis, así como un pequeño margen quirúrgico.

Vacuna contra el VPH

Los ensayos clínicos recientes han confirmado claramente que la vacuna contra el VPH, es decir el virus del papiloma humano, protege a las mujeres de la aparición de las lesiones neoplásicas del cuello uterino. Este virus, además del cáncer de cuello uterino, también a menudo causa el cáncer de la vulva y la vagina. Parece que esta vacuna, administrada en un momento adecuado, es 100% efectiva.

La vacunación contra el VPH protege contra los tipos más oncogénicos del virus, es decir contra el HPV16 y 18. Esta mutación es responsable de más del 70% de los casos de cáncer de cuello uterino en todo el mundo. La Comisión Europea, dedicada a la promoción de la salud, ha decidido que es recomendable vacunar a niñas entre las edades de 9 a 15, así como a mujeres jóvenes. La vacunación permite prevenir no sólo dicho cáncer, sino también otras enfermedades, incluyendo lesiones neoplásicas de la vulva y la aparición de verrugas genitales. Tratando de proteger contra las verrugas genitales, se administra la vacuna también a niños.

Los resultados de investigación
indican que la vacuna es 100% eficaz, como se mencionó anteriormente, así como que protege a las mujeres infectadas con un solo tipo de virus antes de la infección con otros tipos. Desafortunadamente no cambia el curso de la infección ya adquirida.

Prueba del VPH

Gracias a las posibilidades que ofrece la biología molecular, recientemente se han comenzado a utilizar las pruebas que detectan el VPH, es decir el virus del papiloma humano. Las pruebas permiten la prevención temprana y eficaz del cáncer del cuello uterino.

¿Cuándo se debe hacer una prueba del VPH?

La prueba del HPV, justo después de la prueba de citología, es una prueba que debe realizarse en una mujer. Debe realizarse también en los hombres, especialmente los que están en riesgo de contacto sexual accidental.

Los médicos destacan que aunque la citología detecta eficazmente cambios tempranos en el cuello uterino, es la prueba que puede detectar el virus del papiloma humano pocos días después de la infección. Gracias a ello puede empezar el tratamiento muy rápidamente.

¿En qué consiste la prueba del VPH?

La prueba del VPH usa el método de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) gracias a lo que es posible detectar la presencia de ADN del HPV. Es muy importante que la prueba también permite la evaluación de oncogenicidad, porque no todos los tipos del virus del papiloma humano causan el cáncer. Las pruebas realizadas sobre la base de la PCR son muy sensibles y fiables. La prueba más sensible es el HPV ARNm. Esta es una prueba cualitativa, detecta hasta cinco genotipos altamente oncogénicos del VPH: 16, 18, 31, 33 y 45, mostrando un riesgo aumentado de cáncer.

¿Cómo se realiza la prueba del VPH?

Se realiza la prueba del H En las farmacias pueden comprarse pruebas para realizar en casa, que luego deben ser enviadas al laboratorio. En los hombres, el VPH se toma de la ranura detrás del glande. El precio de la prueba depende de la cantidad de cepas de virus involucrada.

Indicaciones para realizar una prueba del VPH
Los médicos coinciden en que las personas que tienen una vida sexual activa, especialmente las que tienen relaciones sexuales con varias parejas, deben realizar la prueba del VPH por lo menos una vez al año.

Otra indicación para realizar la prueba son inflamaciones recurrentes del tracto genital, muy difíciles de diagnosticar. Para los hombres, la indicación es la inflamación de la uretra. Es también conveniente realizar la prueba antes del embarazo planeado, porque en el parto puede tener lugar la infección del niño. El uso a largo plazo de tabletas de hormona es también una indicación para realizar la prueba del VPH , así como la presencia de erosiones o el uso de un DIU.

lo esporádicamente señalan que el VPH es responsable de un tercio de todos los cánceres.