Cáncer de pene

Cáncer de pene: ¿Qué se debe saber?

Recientemente el cáncer de pene se diagnostica a menudo y en hombres cada vez más jóvenes. Es porque en los últimos años han cambiado radicalmente los comportamientos sexuales masculinos que los exponen a la infección por el VPH. El problema es también la falta de higiene personal, la cual favorece el desarrollo de la enfermedad.

¿Qué es el cáncer de pene?

Es un cáncer maligno, que se forma alrededor del glande, a veces aparece en la zona del prepucio o en el tronco del pene. Aunque las estadísticas muestran que, en comparación con otros tipos de cáncer, se diagnostica con poca frecuencia el cáncer de pene, los científicos informan que en las últimas tres décadas el número de casos ha aumentado en un 20%. Como se mencionó anteriormente, esto se debe a los cambios frecuentes de parejas sexuales, lo que conlleva el riesgo de infección con el virus del papiloma humano (VPH), así como al hecho de que cada vez menos personas están optando por la circuncisión de los niños. Por estas razones se diagnostica el cáncer cada vez más a menudo en los hombres menores de 60 años de edad.

Causas del cáncer de pene

No se conocen las causas exactas de este tipo de cáncer. Como ya se mencionó anteriormente en el artículo, la infección con el VPH desempeña un papel importante y, en particular, con la variante del tipo 16 y 18. Son variantes oncogénicas que seis veces aumentan la probabilidad de cáncer de pene. Este tipo de cáncer afecta más comúnmente a los hombres de entre 45 a 55 años.

Los factores que incrementan el riesgo del cáncer de pene es la fimosis, que expone a los hombres a numerosas inflamaciones crónicas. De acuerdo a los datos médicos, más del 50% de los hombres diagnosticados con cáncer de pene tenía fimosis. Otra causa pueden ser estados precancerosos que incluyen, entre otros, leucoplasia, líquenes o verrugas genitales.

Los factores de riesgo incluyen también el tabaquismo. Las sustancias químicas tóxicas contenidas en los cigarrillos se expulsan del cuerpo en la orina. La acumulación de las mismas bajo el prepucio conduce a que se produzcan cambios en las células normales de la piel, y consecuentemente al cáncer. Además, la falta de higiene personal puede llevar al desarrollo de cáncer. La esmegma, una secreción blanca que se acumula debajo del pene, es el medio de cultivo perfecto para las bacterias e irrita el glande del pene.

Síntomas del cáncer de pene

En la primera fase, el cáncer generalmente no presenta síntomas, por lo que el diagnóstico es difícil. Después de algún tiempo en el glande, prepucio, u otra parte del pene aparece una lesión sin dolor en forma de un tumor, verruga o herida. Con el tiempo, la lesión crece, aparece dolor, dificultad para orinar y sangrado.

¡Recuerde!

El cáncer de pene, en particular en la etapa inicial de la enfermedad, puede hacer metástasis en los ganglios linfáticos situados por ejemplo en la zona de la ingle. Otras metástasis ocurren esporádicamente.

Diagnóstico del cáncer de pene

El diagnóstico de cáncer de pene por lo general comienza con el examen físico del pene y de los ganglios linfáticos. El siguiente paso es una biopsia del nódulo y luego su examen histopatológico; se realiza también una biopsia de ganglios linfáticos. Los estudios acompañantes son la ultrasonografía del abdomen y de los ganglios linfáticos, así como la radiografía de tórax, para evaluar si no se ha hecho metástasis.

Tratamiento y pronóstico

Cuando la enfermedad está en una etapa temprana, la operación fundamental es eliminar el cambio y los ganglios linfáticos inguinales, en los que también puede haber células cancerosas. En las etapas avanzadas de cáncer se utiliza una solución radical, que es una penectomía o amputación del pene. Vale la pena señalar que la medicina moderna permite la reconstrucción del órgano. Después de la cirugía son necesarias visitas médicas sistemáticas. Si se deja el cáncer sin tratamiento, la mayoría de los hombres mueren a dos años después del diagnóstico.

¡La prevención es lo más importante!

Para evitar el cáncer lo más importante es cuidar de la higiene personal. La higiene es mucho más fácil después de la circuncisión, por eso en aquellos grupos la morbilidad de este tipo de cáncer es más baja.

Otro método son las vacunas contra el VPH de tipos 16 y 18. Es el tipo del virus del papiloma humano más oncogénico que causa el cáncer de pene. Es necesario limitar el número de parejas sexuales y usar condones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *